Alojamiento en familia

¿Cuáles son las ventajas de un alojamiento en una casa privada?

Conocerás un mundo nuevo y experimentarás cosas nuevas. También aprenderás mucho sobre la vida, las contradicciones y visiones mundiales en otro país. Hablarás un idioma nuevo, practicándolo todos los días con tus anfitriones. Observarás tus anfitriones en su vida diaria y notarás rápidamente las diferencias entre su vida y la tuya.

El apartamento, el mobiliario, el estándar como limpieza, comida, tamaño y mobiliario de tu habitación, los baños, las actitudes, las costumbres y la manera de tratarse, no son como en tu casa. Más encima un idioma nuevo – Esto a veces no es fácil en los primeros días. Pero a cambio harás experiencias que valen tanto como el mismo curso.

 ¿Quiénes son mis anfitriones?

Tus anfitriones son familias con niños, pero también solteras/os, personas mayores o parejas jóvenes con o sin niños.

¿Cómo elegimos tus anfitriones?

Normalmente conocemos a nuestros anfitriones desde hace muchos años. Las familias son cuidadosamente seleccionadas de acuerdo a nuestros estándares de calidad, tal como aptitud general, limpieza, mobiliario y tamaño de la habitación.

¿Cuánto tiempo paso con mis anfitriones?

No mucho. Tus anfitriones viven sus vidas normales. Normalmente todos tienen un trabajo, pero no siempre es a jornada completa. Puede que a veces desayunes solo, en ese caso te dejarán el desayuno preparado. Para permitir que tus anfitriones también tengan tiempo para organizar sus propias vidas, te pedimos, que participes en nuestros programas de ocio después de tus clases.

La cena la tomarás junto a tu familia. De vez en cuando puede ser que lamentablemente, no alcancen a comer juntos, ya que el ritmo diario a veces no lo permite.

¿Cómo llego a la escuela?

Tus anfitriones viven repartidos por toda la ciudad y a veces tienes que usar el transporte público (gastos no están incluidos en el precio).

La duración promedia del camino a la escuela es de 30 minutos, la duración máxima no es más de 60 minutos caminando o en autobús. El camino de ida y de vuelta no es acompañado.

Vas y vuelves solo, o con tus amigos. También tienes que tomar en cuenta, que a veces no podrás participar en todas las actividades del programa, ya que el uso de los transportes públicos puede ser más complicado por la noche.

Si tus padres no están a gusto con esa idea, te recomendamos urgentemente que te alojes en una de nuestras residencias. Tus anfitriones te lavarán la ropa una vez por semana. Sin embargo recomendamos que lleves suficiente ropa para toda tu estancia.